Misión y Visión

Image
Image
Image

Nuestra historia

En 1892, siendo una de las primeras obras salesianas del Uruguay, comienza a funcionar el Colegio “San Miguel” en la ciudad de Mercedes. Su fundador fue el Dr. P. Luis Lasagna, quien nombró como primer director a P. Juan Pedro Rodríguez, primer salesiano sacerdote uruguayo.

El P. Lasagna, eligió su nombre en dedicación al primer sucesor de San Juan Bosco: Padre Miguel Rúa.

El 15 de febrero de 1892, llegaron los Salesianos a Mercedes, y el 15 de marzo abrieron el Colegio, con una asistencia de 146 alumnos, distribuidos en 4 clases elementales.

Junto al Centro Educativo, se encuentra la Iglesia “María Auxiliadora”, creada en 1907, donde se encuentran sepultados los restos mortales del P. Pascual Apicella, santo salesiano que trabajó muchos años en la ciudad.

En el año 1976, se otorgó la habilitación a la Institución de parte del Consejo Nacional de Educación, brindando en ese entonces educación primaria y secundaria.

En 1997, se abren las puertas a la Educación Inicial, recibiendo niños y niñas de 4 años.

En el año 1999, se inauguró la Casa de Retiros y Convivencias “Villa Mariana”, en las afueras de Mercedes. Es un espacio rodeado de naturaleza, donde nuestros alumnos podrán disfrutar de encuentros religiosos, deportivos, recreativos y culturales.

En diciembre de 2011, se adquiere una amplia propiedad adjunta a las demás dependencias del Colegio, destinada a la extensión de espacios educativos.

Actualmente, el Centro Educativo “San Miguel”, atiende a unos setecientos alumnos, entre Educación Inicial, Primaria y Secundaria, labor que es llevada adelante por una comunidad educativa (equipo de educadores, personal administrativo y de servicio, catequistas y animadores) que supera largamente los cien integrantes.

Próximamente, el Colegio amplía la familia, recibiendo a niños y niñas de 1 y 2 años, abriendo así el nivel maternal, en un espacio adaptado a los requerimientos de los más chiquitos.

El Centro Educativo “San Miguel”, es un fuerte referente de educación, de formación permanente y de apertura hacia la Iglesia y la comunidad, donde se promueve un estilo de vida festiva, de familia y en concordancia con los valores del Evangelio.